Consejos de Salud

Consejos de Salud

Cinco formas de reducir la grasa saturada

 En el mercado empiece a leer las etiquetas. La grasa saturada puede ocultarse en los alimentos envasados más improbables

Cierre columna
Sí necesita algo de grasa en su dieta, pero debe reducir la cantidad de grasa saturada que come. Foto: Pixabay

Reducir la grasa es una parte importante de cualquier dieta para perder peso. La grasa tiene el doble de calorías que las proteínas y los carbohidratos, así que onza por onza, puede reemplazar la grasa con el doble de cantidad de esos alimentos para la misma cantidad de calorías.

 Sí necesita algo de grasa en su dieta, pero debe reducir la cantidad de grasa saturada que come. Éstas son grasas en la carne y en los productos lácteos, y contribuyen a que el nivel de colesterol sea alto. Reducir la grasa saturada cuando quiere perder peso también ayuda a controlar las calorías.

  •  Use leche o yogur en lugar de crema en las recetas. Seleccione las variedades bajas en grasa o sin grasa cuando compre estos productos lácteos. Para adoptar este hábito saludable, reajuste sus pupilas gustativas gradualmente. Por ejemplo, pase por fases de la leche entera a la leche al 2 por ciento, y luego al 1 por ciento, y luego sin grasa. 
  •  Elija cortes de carne magra. Si puede ver algo de grasa blanca sólida, córtela antes de cocinarla. Puede cocinar la carne de ave con la piel para que se mantenga húmeda, pero quítela y tírela antes de comerla.
  •  Cambie la mantequilla, la grasa de cerdo y la manteca por aceites basados vegetales, con el de oliva, de canola y aceites basados en frutos secos, que son más saludables. Limite las calorías usando solo cantidades pequeñas para el sabor. Tenga cuidado con los aceites de coco y de palma, que tienen una mayor cantidad de grasa saturada que otros aceites vegetales.
  •  Aunque el colesterol en los huevos no es tan peligroso como se pensaba antes, las yemas siguen teniendo grasa saturada y tienen una cantidad relativamente alta de calorías, con unas 60. Piense en reemplazar la mitad de las yemas de las recetas con una clara de huevo extra por cada una que elimine.
  •  En el mercado empiece a leer las etiquetas. La grasa saturada puede ocultarse en los alimentos envasados más improbables.

 Con esta aproximación gradual, la única vez que notará la diferencia es cuando se suba a la báscula.

 Más información

 Para más información sobre cómo reducir la grasa de su dieta, la Clínica Cleveland tiene detalles sobre los diferentes tipos de grasa y consejos sobre cómo elegir lo mejor.

Compártelo