Consejos de Salud

Consejos de Salud

Dieta para una persona con hipertiroidismo

Se deben preferir los alimentos que interrumpan la función de la glándula tiroides

Foto: <a href="https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/fondo">Foto de fondo creado por katemangostar - www.freepik.es</a>

México.- El hipertidorismo o tiroides hiperactiva es cuando la glándula tiroides produce  demasiada hormona tiroxina, esto puede acelerar el metabolismo y causar una pérdida involuntaria de peso y latidos rápidos e irregulares del corazón. 

Generalmente los tratamientos para el hipertirodismo incluyen yodo radioactivo para retrasar la producción de las hormonas tiroideas y ciurgía para extirpar toda o una parte de la glándula tiroidea, además de requerir una dieta adecuada para controlar la enfermedad. 

Aunque el hipertiroidismo puede ser serio si se lo ignora, la mayoría de las personas responden bien una vez que se lo diagnostica y se lo trata.  

La dieta para una persona con hipertirodismo debe consistir en alimentos que reduzcan la función tiroidea y evitar aquellos que incrementan la función de la tiroides

Se debe preferir: 

  • Crucíferas: coliflor, brécol, col, coles de bruselas y sobre todo el rábano.
  • Legumbres: astañas y nueces y legumbres como garbanzos y cacahuates
  • Legumbres: mijo, trigo y semillas como las semillas de lino y los piñones
  • apio, naranja, limón, zanahoria, aguacate, ciruela, berenjena, melocotón.

Los síntomas del hipertirodismo son:

  • Pérdida de peso involuntaria, aún cuando el apetito y el consumo de alimentos permanecen iguales o aumentan
  • Latidos rápidos (taquicardia), con frecuencia de más de 100 latidos por minuto
  • Latidos irregulares (arritmia)
  • Sensación de golpes en el pecho (palpitaciones)
  • Aumento del apetito
  • Nerviosismo, ansiedad e irritabilidad
  • Temblores, normalmente se dan suaves temblores en las manos y los dedos
  • Sudoración
  • Cambios en los patrones de menstruación
  • Aumento de la sensibilidad al calor
  • Cambio en los hábitos intestinales, especialmente, mayor frecuencia en las defecaciones
  • Una glándula tiroides agrandada (bocio), que puede aparecer como una inflamación en la base del cuello
  • Fatiga y debilidad muscular
  • Dificultad para dormir
  • Piel delgada
  • Cabello fino o frágil

Compártelo