Consejos de Salud

Consejos de Salud

Los alimentos con proteínas que no deben faltar en tu dieta

Cuando la proteína es baja en grasa ayuda a disminuir el peso corporal

El pollo es una de las fuentes de proteína más común en la dieta.

La proteína es esencial para su bienestar, y merece un lugar significativo en toda dieta. Saber cuáles son las mejores fuentes puede mejorar su salud, además de ayudarlo a sentirse más satisfecho con menos calorías.

 El pescado y el marisco con una fuente excelente de proteínas, y hay docenas de tipos de pescados y frutos del mar que puede probar. Coma una porción de 3.5 onzas (99 gramos) al menos dos veces cada semana, e incluya pescado que sea rico en ácidos grasos omega 3, como el salmón y la trucha. Son nutrientes que su cuerpo necesita pero que no puede producir, así que debe obtenerlos de la dieta.

 Hágase amigo del gerente de la sección de pescado de su mercado favorito, y no dude en pedir las opciones más frescas. Nota: el pescado y el marisco que está pasado es usualmente el culpable de que la cocina huela mal, no el pescado fresco.

Pescados y mariscos son una buena fuente de proteínas.

 El pollo y el pavo son otras fuentes bien conocidas de proteína, pero quizá no sepa que es adecuado cocinarlas con la piel para mantener la carne jugosa. Simplemente quítela antes de comer. También tenga en cuenta que la pechuga tiene menos grasa (y por tanto menos calorías) que la carne oscura.

 Asegúrese de incluir proteínas vegetales en el menú. Esto incluye a las legumbres, como los frijoles y las lentejas. Ofrecen una combinación de proteína y fibra que ayuda a regular el azúcar en la sangre, además de dejarlo satisfecho.

 ¿Y qué hay de la carne roja? Mucha gente puede comerla sin problemas más o menos una vez por semana. Pero elija cortes magros (no consuma fiambres, perritos calientes ni otras carnes curadas) y limite el tamaño de la porción a tres onzas (unos 85 gramos).
Elimine toda la grasa que pueda antes de cocinar, y escurra toda la grasa derretida que haya antes de comer. Use también métodos de cocción más saludables, como hornear, asar y hacer a la parrilla en una rejilla, que permitan escurrir la grasa.

Compártelo