Temas de Interés

Temas de Interés

Por qué dan convulsiones

Las convulesiones ocurren debido a un cambio en la actividad eléctrica del cerebro

Foto: Pixabay

México.- Las convulsiones ocurren luego de que el cerebro experimenta un episodio de actividad anormal de actividad eléctrica. Durante las convulsiones el cuerpo tiene un temblor incontrolable, rápido y rítmico, durante este periodo los músculos se contraen y se relajan de forma repetitiva.

Existen diversas enfermedades que pueden causar convulsiones, entre las más comunes se encuentran: 

  • Niveles anormales de sodio o glucosa en la sangre
  • Infección cerebral, como meningitis y encefalitis
  • Lesión cerebral que le ocurre al bebé durante el trabajo de parto o el nacimiento
  • Problemas cerebrales que ocurren antes de nacer (anomalías cerebrales congénitas)
  • Tumor cerebral (infrecuente)
  • Drogadicción
  • Electrochoque
  • Epilepsia
  • Fiebre (particularmente en niños pequeños)
  • Traumatismo craneal
  • Cardiopatía
  • Insolación (intolerancia al calor)
  • Fiebre alta
  • Fenilcetonuria (FCU) que puede causar convulsiones en los bebés
  • Intoxicación
  • Drogas ilícitas, como polvo de ángel (PCP), cocaína y anfetaminas
  • Accidente cerebrovascular
  • Toxemia del embarazo
  • Acumulación de toxinas en el cuerpo a causa de insuficiencia hepática o insuficiencia renal
  • Presión arterial muy alta (hipertensión maligna)
  • Mordeduras y picaduras venenosas (mordedura de serpiente)
  • Abstinencia de alcohol o de ciertos medicamentos después de consumirlos por mucho tiempo

Las convulsiones también se pueden manifestar de otra forma, como cuando una persona se queda con la mirada fija. Los síntomas de cada tipo de convulsión dependen de qué área del cerebro se encuentra involucrada, estos síntomas ocurren de manera súbita, pueden durar unos segunos o prolongarse por varios minutos y entre ellos se encuentran:

  • Desvanecimiento breve, seguido de un período de confusión (la persona no puede recordar un corto tiempo).
  • Cambios en el comportamiento, como jugar con la ropa.
  • Babeo o espuma en la boca.
  • Movimientos de los ojos.
  • Gruñir y resoplar.
  • Pérdida del control de esfínteres.
  • Cambio en el estado de ánimo, como ira repentina, miedo, pánico, alegría o risa inexplicables.
  • Estremecimiento de todo el cuerpo.
  • Caída repentina.
  • Sabor amargo o metálico.
  • Rechinar los dientes.
  • Detención temporal de la respiración.
  • Espasmos musculares incontrolables con fasciculaciones y movimientos espasmódicos en las extremidades.

Las personas que están a punto de experimentar convulsiones pueden sentir miedo o ansiedad, náuseas, vértigo o ver luces brillantes y centelleantes, manchas o líneas onduladas frente a los ojos. 

Compártelo